José Luis Rodríguez “El Puma” en Calgary

1

Reseña en 3 actos

José Luis vino a Calgary para cantar en el Expo Latino 2016 el día domingo 7 de agosto. No podíamos perder la oportunidad de verle, oírle cantar, y aprender de él, porque siempre se aprende algo de un artista de dilatada y exitosa trayectoria.

Esta reseña tiene tres partes: 1-El artista que teníamos en la memoria; 2-El que vimos durante la rueda de prensa y 3-El que observamos durante su presentación en Calgary.

1-“El Puma” y su trayectoria: mi memoria llega a principio de los años 70, cuando escuchaba sus canciones pop de moda, algunas de ellas escritas por otro gran cantante y compositor venezolano conocido como Edgar Alexander. Recuerdo El Hombre de la Cima, canción muy pegajosa, que tuvo mucho éxito en Venezuela. Pero José Luis ya existía artísticamente una década antes, y todavía eran populares los boleros que cantó cuando formó parte de la popular banda de música tropical Billo’s Caracas Boys a principios de los años 60. Para mí fue una de las primeras metamorfosis musicales que vi. José Luis dio un ejemplo de adaptación a las épocas. Sucederían muchas cosas en su carrera, ajenas para mí, un simple escuchador de radio y amante de la música popular. Así que, desde mi perspectiva, observé un cambio en su carrera a principios de los 80 cuando le escuché canciones como “Atrévete”, “Dueño de nada”, y “Voy a perder la cabeza por tu amor”. Entonces se hizo realmente internacional, fue exitoso en Latinoamérica y España. Y los chilenos le dieron un gran impulso durante su memorable participación en el Festival de la Canción de Viña del Mar. Allí también se demostró la importancia de ese festival con su poder para influir el mercado y el destino de los artistas.

Así veo el camino de José Luis: los boleros de los 60, la música pop de Venezuela de los 70 y las baladas internacionales de los 80. Allí fue su gran subida. Luego se mantuvo en los 90, grabó música con otros artistas, interpretó canciones mexicanas y ha seguido hasta ahora cabalgando sobre su prestigio, construido durante medio siglo.

Esa es la imagen del artista que está en mi memoria, eso fue lo que yo escuché en radio y vi en la televisión. En cuanto a su personalidad, la veía fuerte, con toques de agresividad, incluso en la forma intensa de cantar y pronunciar cada sílaba, proyectando la voz con mucha seguridad. Siempre lo vi opuesto a otro cantante: Roberto Carlos, donde el canto es suave, también afinado, pero dulce como la mirada y hablar, de ese gran brasilero.

2-Rueda de Prensa. Calgary, sábado 6 de agosto de 2016: los medios de comunicación en español en Calgary son pocos, y casi todos esperan por José Luis Rodríguez en una sala del hotel Sheraton Suites Eau Claire del centro de la ciudad. Mariela Parra de Flixeh conduce la rueda de prensa, mientras yo, al igual que otros, grabo un video y tomo algunas fotografías.

Sabíamos que José Luis presentaba problemas de salud, no era nada nuevo. El mismo artista ha informado en varias oportunidades que padece de una delicada enfermedad llamada fibromatosis pulmonar que le dificulta respirar. Esperábamos con sana curiosidad oír sus palabras, pero también ver cuán sano o afectado de salud pudiera estar un día antes del concierto.

Nos habían comunicado que requeriría de una fuente de oxígeno durante la entrevista. Así, después de una breve espera, vimos entrar a un José Luis muy enérgico, saludando y estrechando la mano a cada uno de los asistentes. “son todos ustedes de los medios…” fue su primera pregunta. Luego se sentó junto a Mariela Parra de Flixeh y a Carmen Gálvez, Directora Artística de Expo Latino, para iniciar la conversación, pero antes retiró de su nariz las dos pequeñas líneas de suministro de oxígeno.

Los detalles de la entrevista los pueden ver en el video que acompaña esta nota. Seguí percibiendo al mismo hombre de personalidad fuerte que vi siempre por televisión. Él estuvo muy accesible durante la rueda de prensa y al final preguntó si alguien más quería saber algo. Pensé por un momento, y constaté que no tenía nada que preguntar. Luego me di cuenta que si la rueda de prensa hubiese sido después del concierto muchas hubiesen sido mis preguntas.

3-Domingo 7 de agosto de 2016, concierto en Expo Latino: al día siguiente de la rueda de prensa, fuimos a verlo cantar. Fue el momento culminante del Expo Latino 2016, y el cierre del evento. El día anterior había llovido un diluvio como ninguno visto en Calgary en los últimos años, y todos, organizadores y público, temíamos de otro aguacero aguafiestas. Pero no llovió, la gente había disfrutado de un buen día y era la hora de “El Puma”. El público era un 50-50 latino y no latino. Los no latinos no sabían si el artista era un reguetonero o un salsero. Mientras que los latinos, incluyendo a los más jóvenes, estaban bien enterados quien era el cantante.

Comenzó el momento de “El Puma”. Luego que su banda se acomodó, él entró al escenario como de costumbre, con su traje formal y su cabellera de león, esta vez plateada. Pero en esta ocasión se unió a su imagen la fuente de oxígeno que habíamos visto al principio de la rueda de prensa y que había decidido utilizar en el concierto para compensar los mil metros adicionales de altura que tiene Calgary sobre Miami.

El público se decantó entre sus fieles admiradores que se apretaron contra el borde del escenario y aquellos que no hablaban español ni conocían de su trayectoria, limitados a observar sorprendidos el amor del público por el artista. Una señora nicaragüense manejó su carro 300 km desde Edmonton, acompañada de una amiga y su madre de más de 90 años, para ver al hombre de las telenovelas y las canciones. Ella se quedó hasta el final del concierto para luego regresar de noche hasta su ciudad.

Esta fue mi primera oportunidad de ver a José Luis en vivo. Fui muy afortunado al estar allí, pero no fue gratis, algunos tuvimos que pagar un precio adicional que no fue necesariamente el de la entrada. El concierto estuvo muy interrumpido por problemas de los monitores de sonido (audífonos) del cantante y del “teleprompter”, a través del cual él recibe información de las canciones. “El Puma” vino con una banda de 5 músicos: un director tecladista, quien además se encargaba de las secuencias MIDI y efectos de voces, un baterista, un percusionista, un guitarrista y un bajista. También viajaron un ingeniero de sonido, un enfermero, y el representante.

En varias oportunidades detuvo las canciones en la mitad, visiblemente enojado. Ni su propio enfermero se salvó de algún regaño. Creo que cualquiera perdería un poco la compostura si le mantienen cerrada la válvula de oxígeno. El tecladista director se mantenía muy atento a los movimientos del cantante y procuraba hacer los cambios de manera oportuna, pero también estaba ocupado tratando de colaborar con la solución de los problemas y se le pasó algún efecto de trompetas que “El Puma” detectó y reclamó abiertamente. Más de uno llevó lo suyo. En medio de su molestia, el cantante también trató nada amigablemente al guitarrista local Oscar López, quien se le había unido brevemente para participar en par de canciones.

Mientras el ingeniero de sonido de “El Puma” resolvía su problema con los monitores, los organizadores trataron de controlar el ánimo del cantante y adelantaron la entrega de un sombrero blanco honorario otorgado como muestra de aprecio a los visitantes ilustres de Calgary.

La situación fue mejorando un poco, pero siempre con algo de tensión, ya no sabíamos que podría pasar.

Es cierto que los problemas de sonido pueden afectar mucho un espectáculo. A veces no se entiende cuando un músico dice que no escucha la música, mientras que el público la oye con claridad. Pero el sonido se distribuye de una forma particular y lo que se escucha varía mucho de un sitio a otro. Por ejemplo, la gente que se coloca en el borde del escenario para estar más cerca, verá muy bien al artista, pero no escuchará bien la música, y a veces ni podrá entender lo que dice el artista. La recomendación es que se alejen hasta un punto donde puedan percibir el sonido de los parlantes frontales.

Por eso hay que entender a José Luis en cuanto a los problemas de sonido, responsabilidad de su propio equipo de trabajo. Esa es su profesión y él conoce sobre el tema. Pienso que, al no escucharse, debió detener las canciones como lo hizo, pero bajarle la agresividad al momento. Mejor si hubiese bromeado con el asunto sin dejar de exigir la solución. Quizás el requerir oxígeno y padecer la incomodidad de su enfermedad le hacen tener menos paciencia. No es para menos.

El concierto tuvo su parte muy positiva. “El Puma” tuvo la determinación de salir a cantar con la ayuda de oxígeno y lo hizo muy bien. Su voz es todavía juvenil, tanto al hablar como al cantar. Su registro es todavía amplio, entona y mantiene el sonido sin problemas. No puedo imaginar como cantaría sin el problema respiratorio. Tiene pleno control de su capacidad y tiene la confianza de hacer las notas altas. Presentó cada canción con algún mensaje de mejoramiento personal, que incluía el perdón, el amor o la amistad. Se fue animando y hasta criticó la situación política de Venezuela.

En conclusión, quienes asistimos vivimos una experiencia única, contrastante, entre la tensión y la admiración. José Luis, un gran cantante, un hombre irreverente que cautiva con su canto, pero que no limita su carácter ni sus palabras. Constaté que se puede cantar de por vida, esa es la mejor noticia y se lo agradezco a él.

Veamos que nos traerá Expo Latino en el 2017, un festival que ofrece una excelente alternativa a la ciudad. Ojalá nos vuelva a traer tanta calidad y tela para cortar como las que trajo “El Puma” en su maleta.

Share.

About Author

Jorge Szeoke

I'm a Venezuelan-Hungarian Chemical Engineer living in Calgary, Canada with a passion for many different things: music, writing, photography, video production, graphic design, woodworking, and cooking. I enjoy doing engineering as well as writing an article on any subject or taking a good photograph. ||||| E S P A Ñ O L ||||| Soy un Ingeniero Químico de origen venezolano-húngaro que reside en Calgary, Canadá con una pasión por muchas cosas diferentes: la música, escribir, fotografía, diseño gráfico, producción de videos, trabajar con la madera y cocinar. Disfruto lo mismo haciendo ingeniería como escribiendo un artículo sobre cualquier tema o tomando una buena fotografía.

1 Comment

  1. Awesome website, how do you find all this information?I’ve read through a couple of articles on your website and I love your writing style. Thanks a million, keep up the great work.

Leave A Reply

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.